DECLARACIÓN DE LA ASOCIACIÓN DE TEÓLOGOS Y TEÓLOGAS JUAN XXIII


LA CRISIS, DESASTRE HUMANO

La Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, sensible a los dramas humanos que está generando la crisis, queremos expresar nuestra solidaridad con los sectores más vulnerables de la sociedad que sufren en carne propia las consecuencias de una crisis de la que no son responsables y compartir las siguientes reflexiones.

1.Después de cuatro años hablando y lamentándonos de la crisis económica, creemos que hay un factor fundamental de este patético problema, que, a nuestro juicio, no se ha valorado aún debidamente en su justa dimensión y en sus consecuencias, y sin el cual la crisis no tendrá remedio. Dicho factor consiste en que la crisis ha sido provocada, no sólo por la economía, sino, como componente muy decisivo, por la corrupción. Los desastres que está causando han sido motivados por el dinero y el capital, pero también, y quizá en mayor medida, por la falta de ética y la desvergüenza de quienes han tenido la mayor responsabilidad en este desastre.

2. Con razón se ha dicho que las creencias sociales se diferencian de las ciencias exactas en que las convicciones afectan a la realidad. Nuestra realidad social y humana está tan deteriorada porque ha nacido de convicciones perversas. Sobre todo, la convicción de que lo que importa en la vida es el lucro y la ganancia, el disfrute y el derroche, sin reparar en los medios ilícitos con los que eso se ha conseguido por personas y grupos influyentes, concretamente en el tejido social de nuestro país.

3. La consecuencia inevitable de este estado de cosas ha sido el triunfo de poderes y de pautas de conducta que nos está llevando hacia un modelo de sociedad desigual en el que un reducido número de ciudadanos goza de unos ingresos económicos y de unos derechos de los que carece el resto de la población. Pensamos que en esto se concentra el problema más grave que se nos plantea ahora. Un problema del que muchos de los ciudadanos no acaban de tomar conciencia, ya que un sector importante de la población confía en que España, y los países que estamos pagando las peores consecuencias de la crisis, se recuperarán de este desastre y volverán recuperar el estado del bienestar del que han disfrutado durante las últimas décadas.

Así las cosas, creemos urgente que la ciudadanía tome conciencia de que estamos ante el final de un ciclo cultural, político y económico. Los poderes públicos están poniendo las bases de otro modelo de sociedad, que las personas mayores recuerdan con espanto: el viejo modelo en el que un grupo de familias poderosas gozaban de privilegios económicos, educativos, sanitarios y legales, que no estaban al alcance de la gran mayoría de los españoles y de las españolas.

4. Al afirmar esto, creemos que lo más grave y peligroso, que se nos viene encima, además del hecho doloroso de que el desempleo crezca y se prolongue durante años, es que  nos están quitando nuestros derechos fundamentales, al tiempo que la cultura, la educación y la sanidad se están convirtiendo en poco tiempo en privilegios de los pocos afortunados que pretenden dominarnos a los demás.

5. No es ajena a esta situación la pésima gestión de muchos políticos y la corrupción de algunos de ellos, que está produciendo daños graves a la democracia y generando descrédito de la misma en mucha gente.

6. Valoramos positivamente las manifestaciones y actitudes solidarias de algunos obispos. Pero, al tomar conciencia de esta aterradora situación y de este proyecto opresor, que se nos oculta intencionadamente mediante mentiras incesantes, nos preocupa especialmente el silencio de un sector importante de la Iglesia jerárquica o la postura condescendiente con las injustas medidas gubernamentales ante un estado de cosas que entraña tanto dolor e inseguridad en los individuos y en las familias, y tanta desesperanza ante el futuro incierto y grave que se nos avecina. Creemos que los obispos, en España y en Europa, están cometiendo el mayor escándalo de los últimos tiempos. Las religiones, y concretamente la Iglesia católica en nuestro país, siguen teniendo un peso de autoridad moral importante, que puede ser decisivo en asuntos que afectan de forma tan directa a la conducta moral de los ciudadanos y a la felicidad o la infelicidad de quienes peor lo pasan en la vida.

Callarse o hacer declaraciones tibias en esta situación es el peor “pecado de omisión” que ahora mismo se puede cometer. Estamos ante un escándalo que clama al cielo. No se puede comprender cómo nuestros obispos protestan por las cuestiones que afectan a la moral sexual, tal como ellos la entienden y la proponen, o por la defensa de sus privilegios económicos y legales, al tiempo que se muestran insensibles ante el sufrimiento de tantas personas que se ven obligadas a cargar con el yugo más pesado que los empobrecidos tienen que soportar.  En esto se juega el ser o no ser de la Iglesia. Porque una Iglesia, cuya jerarquía guarda silencio o se expresa con una ambigüedad pretendidamente neutral ante una situación tan extremadamente grave, no puede ser la Iglesia que quiso Jesús de Nazaret. 

7. Ante esta actitud de la jerarquía católica, gran parte de opinión pública considera que la institución eclesiástica se ha integrado en el sistema económico-político que se nos ha impuesto es parte del sistema, lo justifica, lo legitima, lo defiende y lo protege. Por eso, nos preguntamos: ¿Cómo se puede predicar el Evangelio de Jesús de Nazaret en tales condiciones? La Iglesia necesita una renovación a fondo y una recuperación evangélica. Cuando, en estos días, recordamos la figura ejemplar del papa Juan XXIII y el cincuenta aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II, pedimos de forma apremiante:

–  A los obispos, que las actitudes solidarias y las denuncias radicales contra los poderosos de nuestro tiempo se constituyan en criterio rector de nuestras vidas: la opción por los empobrecidos, la austeridad, la solidaridad con los marginados, la mesa compartida con quienes carecen del sustento diario, la compasión con los que sufren, la justicia y el trabajo por la paz, y que renuncien a los privilegios que les otorgan los Acuerdos de 1979m ya que les impiden impide optar por los sectores marginados.

– A las organizaciones cristianas de base, movimientos apostólicos obreros y algunas instituciones eclesiales de las diferentes tradiciones cristianas, que sigan trabajando solidariamente, como lo vienen haciendo, en favor de las víctimas de la crisis. Dichos colectivos cuentan con nuestro apoyo y nuestra colaboración.

-A los gobernantes de la Nación, de las Comunidades Autónomas y de los Municipios, que en el ejercicio del gobierno den ejemplo de honradez, respeto, tolerancia y defiendan la dignidad de las personas y la igualdad de derechos que establece nuestra Constitución, como los fundamentos básicos sobre los que se asiente la recuperación de nuestra sociedad.

Madrid, 19 de octubre de 2016

Anuncios

IMPORTANTE PONENCIA DE NUESTRO PRESIDENTE

En la vertiente científica del II Festival Urban-Vegan celebrado los días 20 a 22 de Julio D. Helio Núñez, Presidente de nuestra Asociación, ha colaborado con la ponencia titulada: ”Los Dispensarios y Oasis marinos: bases teóricas y experiencias solucionadoras del hambre, ingresos y salud de pueblos marginados”.

La ponencia iba especialmente dirigida a ONGDs sobre todo en estos momentos en que han descendido drásticamente los presupuestos de Ayuda al Desarrollo. Las ideas y realizaciones que especialmente en América Latina se están desarrollando, pueden ayudar a que pueblos ribereños con recursos escasos o afectados por terremotos u otros desastres naturales puedan salir de su postración gracias al agua del mar que les rodea.

Se enviaron invitaciones a algunas ONGDs pero ninguna acudió. Según averiguaciones, la razón parece ser que las ideas y realizaciones actuales no son creíbles: ¿cómo la ingesta de agua de mar va a curar ciertas enfermedades (ahorrando dinero en medicinas), y cómo van a desarrollarse cultivos de plantas con agua de mar (contribuyendo a paliar el hambre y a elevar el nivel de vida de los agricultores ribereños)? El miedo a lo desconocido impele a seguir gastando mucho más dinero en cosas ya probadas que gastarse mucho menos probando a repetir experiencias que en otros sitios –y por testimonio directo de sus actores- tienen resultados espectaculares…

He aquí algunas de las ideas expuestas en la ponencia:

  • Los resultados en el área de la salud llevan siendo constatados desde hace más de un siglo: fue René Quinton, un sabio francés autodidacta quien descubrió a finales del s. XIX que la constitución química del agua de mar era semejante al agua de nuestro medio interno (sabido es que no menos de un 70% de nuestro cuerpo es agua). Así Quinton estableció la identidad fisiológica entre el plasma marino y el plasma humano. Por ello, Pasteur que utilizaba vacunas específicas contra un microbio concreto, tuvo que darle la razón a Quinton pues su suero era genérico e inespecífico y por ello más eficaz para cualquier enfermedad causada por microbios patógenos. De hecho Quinton logró acabar con una epidemia de cólera infantil en Egipto. También, inyectándola por vía venosa o subcutánea, logró vencer el tifus y la tuberculosis. Se poseen informes médicos españoles como el de la Dra. Mª Jesús Clavera  sobre mejoras o curaciones en enfermedades del sistema digestivo y del inmunitario siendo más conocidos y aceptados sus efectos salutíferos en enfermedades de la piel y como antiinfeccioso.
  • Igual éxito se viene teniendo en el campo de la desnutrición infantil: el agua de mar no es potable pero sí bebible, de modo que ingerida en dosis adecuadas, isotonizándola de un modo sencillo y gratuito, se viene consiguiendo aumento de peso sobre todo en los niños. Tampoco es un alimento, pero sí un nutriente (nutre mucho mejor que muchos alimentos). Nada extraño, ya que el agua de mar contiene casi todos los minerales de la tabla periódica de los elementos, aparte de vitaminas, proteínas, azúcares, aminoácidos y oligoelementos. El experimento en 2004 de los “siete náufragos voluntarios” del Dr. Gracia, que subsistieron en perfecto estado de salud en el mar sin alimentos ni agua potable durante una semana, puso punto final a cualquier discusión elucubradora: contra facta non valent argumenta. Contra los hechos no valen los argumentos.
  • Los “Dispensarios marinos” son lugares cercanos a la costa donde se distribuye gratuitamente el agua de mar. Esa agua ha venido trasportada por voluntarios desde su lugar de recogida, la playa. Puede bastar un tanque o dos de plástico con su boquilla para llenar bidones o botellas. Suelen estar controlados por algún médico para hacer un seguimiento de la mejora en nutrición y salud de los que beben esa agua.
  • Un ejemplo es el de Managua controlado por la Dra. Mª Teresa Ilari en la clínica Santo Domingo de los jesuitas existiendo otros ochenta en el resto del país. El dispensario, además de almacén de distribución, funciona como Centro de animación de promotores (formación) y como Consultorio médico ya que la ingesta de agua de mar está considerada en Nicaragua como una de las ramas de Medicina natural. Y se presentó como Talasoterapia en la Universidad Centroamericana de los jesuitas.
  • Los “Oasis marinos” son zonas desérticas prioritariamente de países pobres en las proximidades de la costa donde se cultivan con agua de mar algunas especies vegetales halofitas (o halófilas) tales como la salicornia bigelovii y la batis marítima. El oasis puede constar o bien de pozos cercanos a la costa donde se pueda recoger el agua, o bien de lenguas de mar que entran en tierra donde sea fácil canalizarla hacia el terreno de cultivo. De la salicornia se consigue un aceite semejante al de oliva y varias harinas con un alto valor proteínico y de hidratos de carbono, y madera para construcción.

Se recuperan así manglares, marismas y terrenos salobres para la agricultura. Una ventaja añadida es que los cultivos de salicornia y batis marina liberan gran cantidad de oxígeno y fijan al suelo gran cantidad de dióxido de carbono, contribuyendo así a mejorar los efectos de la contaminación y en definitiva del calentamiento global.

También se han hecho experimentos de agricultura marina con agua de mar diluida con tomates, maíz, etc. con resultados de elementos antioxidantes y anticancerígenos. Según Agrovida, revista agroecológica nicaragüense, China está llevando a cabo desde hace una década un programa experimental de verduras (tomates, berenjenas y pimientos rojos…) regadas con agua de mar sin tratar en la playa de Haiku con un programa de la Universidad de Hainan  consistente en el injerto de elementos de plantas halofitas a través de sus tubos poliníferos. Han calculado que 13 millones de hectáreas van a bastar para alimentar a 150 millones de personas.

 En fin, es necesario vencer los prejuicios contra el agua de mar. Los hechos se imponen y los prejuicios sólo sirven para continuar en los exiguos logros actuales con presupuestos a los que se les podía sacar más provecho. Facta, non verba (hechos, no palabras) es el refrán latino que orienta este ya multisecular  aprovechamiento del agua de mar que ya conocían los griegos y romanos del mundo clásico.

II CUMBRE MUNDIAL DEL AGUA DE MAR

 

 

Debido a la importancia creciente que está teniendo el consumo directo del agua de mar como componente nutritivo de alta calidad y los esfuerzos realizados por diferentes organizaciones entre las que se encuentran OMDIMAR, AQUAMARIS, SEAWATER y otras más,  LA VOZ DE LA CONSCIENCIA ha organizado junto con la propia OMDIMAR y QUEDA LA PALABRA la II Cumbre Mundial del Agua del Mar en Madrid, entre cuyos objetivos está impulsar los oasis marinos en aquellas poblaciones donde la desnutrición, la pobreza y el hambre están causando millones de muertos.

Mesa presidencial de la 1ª Jornada

Esta II Cumbre del Agua de Mar ha demostrado a los asistentes, con datos científicos y con la presencia de expertos mundiales en el tema, como los Drs. Reynolds, Omar Rueda, Omar E. Gómez, la Dra. Teresa Hilari y varias personalidades más, la importancia de los Dispensarios marinos (lugares donde se suministra agua de mar para su consumo de forma gratuita); y cómo sólo con agua de mar en los llamados Oasis Marinos, se pueden habilitar estaciones de alto valor nutritivo y autosuficientes para mantener a poblaciones enteras, como ya se está haciendo en China a gran escala.

Existen métodos comprobados científicamente por médicos y miles de casos clínicos, que corroboran cómo el agua de mar puede detener enfermedades y prevenirlas así cómo evitar la desnutrición de los niños. El hambre persistente y la desnutrición crónica son obra del ser humano. Son debidas al orden asesino del mundo. Quien muere de hambre es víctima de un asesinato, y el que pudiendo hacer algo para evitarlo, no lo hace, está siendo consciente o inconscientemente corresponsable de ello. La utilización de Oasis y Dispensarios Marinos pueden sin duda paliar y reducir las enfermedades y muertes en todos los países y zonas pobres del planeta, con ayuda de un elemento inmenso como es el agua de mar y que es gratuito para todos los seres humanos, legado de nuestra Tierra y regalo para la vida.

UNICEF advierte que por no lavarse las manos, tres millones y medio de niños menores de cinco años mueren de diarreas e infecciones respiratorias. Con algo tan sencillo y barato como sacar agua del mar y distribuirla en grandes depósitos en aquellos lugares donde más se necesita para que se puedan lavar sus manos y así evitar las enfermedades, podríamos evitar la muerte de muchos millones de niños.

Helio Núñez, Presidente de la Asociación Tierra y Humanidad con el Dr. Omar Gómez. A la Izquierda el Dr. Silvio E. Veitia

En 1912, René Quinton paró el Cólera en El Cairo (Egipto), administrando sólo agua de mar a los pacientes enfermos. La historia sirve para recordar y no para olvidar, como ha ocurrido en el terremoto-tsunami de Haití en 2.010 por no escuchar a ONDIMAR en lo referente al agua potable e isotónica como lo es el agua de mar.

El agua de mar ha sido utilizada en Europa como complemento alimenticio y como recurso básico terapéutico y nutricional, partiendo de la base de que no es un medicamento, (aunque así se consideró en Francia hasta el año1982),  sino un elemento natural exactamente adaptado a las necesidades de la célula viva, panatómico y bioseguro por naturaleza. Su funcionamiento fue exitoso durante el comienzo del siglo pasado para atender la desnutrición y las enfermedades propias de la primera y segunda infancia. Actualmente hay estudios que convalidan este método.

Nuestra Asociación Tierra y Humanidad, asistente privilegiado a dicha Cumbre, ha entrevistado a Robinson A. Devia, Presidente del Movimiento ”La Voz de la ConSciencia”:

–    ¿Qué es exactamente “La Voz de la Consciencia”?

Es un movimiento humano, social y ambiental que fundamenta su accionar en la transformación interna del ser humano, la familia y la naturaleza, desde esa voz que nace del corazón como guía que busca en cada acto una verdadera justicia. Así desde esta transformación personal se busca impactar positivamente el círculo familiar, organizacional y social.

–    ¿Puedes decir a nuestros seguidores cómo y cuándo nació?

El movimiento tiene sus inicios en el año 1996, cuando de manera informal un grupo de amigos nos sentamos a compartir conocimientos en diferentes áreas para ayudar de forma activa a las comunidades más vulnerables; de allí nace intercambios y multiplicación del conocimiento aprendido para ser replicada la experiencia entre diferente ciudades de Colombia y otros países latinoamericanos, los cuales se fueron transformando, logrando  las primeras organizaciones legalmente constituidas.  En el año 2009 nos consolidamos bajo una misma y sola identidad como movimiento humano, social y ambiental denominado LA VOZ DE LA CONSCIENCIA para participar en las elecciones presidenciales de año 2010 en Colombia.

–    De entre sus objetivos ¿cuál es el principal?

Proponer como una iniciativa latinoamericana la evolución de la democracia hacia los gobiernos de consciencia.

–    Vuestra Organización acaba de organizar la II Cumbre Mundial del Agua de Mar: ¿qué objetivos perseguíais con dicha Cumbre y cuántos se han conseguido?

Un objetivo general de la cumbre era obtener el sustento científico desarrollado por las experiencias de los diferentes investigadores que expusieron en la cumbre; para que sea multiplicada esta información en diferentes ámbitos educativos e investigativos de la salud mundial.

–    Mari y yo mismo hemos quedado prendados y prendidos por los beneficios del agua de mar y la estamos tomando, ¿cuál crees que será el principal beneficio que acabaremos logrando?

Un equilibrio y nutrición celular adecuado gracias a los oligoelementos y el fito y zoo plancton que contiene el agua de mar , con un pH balenceado entre 8,3 y 8,4, generando un optimo ambiente interno que contribuye a mantener un excelente estado de salud y ánimo.

–    ¿Puedes explicar brevemente qué es un “dispensario marino” y cómo podrían nuestros seguidores empezar a tomar agua de mar?

Un dispensario marino es sencillamente un acto de consciencia del ser humano frente al mar; es decir cualquier persona que se acerque al mar tome, en un recipiente, agua de la orilla, la deje decantar por dos o tres días y la comparta con amigos y familiares para su consumo, ya tiene un dispensario marino; a esto le llamamos el poder de lo simple.

–    También hemos podido comprobar los logros de cultivar ciertas plantas en los “oasis marinos” que podrían paliar el hambre en zonas costeras como Haití: ¿podrías darnos algún dato concreto?

El ejemplo mas sencillo y concreto es la Batís marítima que crece en todos los litorales del planeta, cuya biomasa en su totalidad se puede convertir en harina, siendo esta una alternativa  eficaz para combatir el hambre.

–    ¿Qué otros productos relacionados con el agua de mar podrían producir y comercializar a través del Comercio Justo, los pueblos pobres isleños o costeros?

Sí, la sal marina y el encapsulamiento de halofitas para su comercialización.

Robinson A. Devia, Presidente de la Fundación La Voz de la ConSciencia.

–    Nosotros hemos intentado convencer a ONGs que trabajan con pobres hambrientos, sedientos y enfermos, y sólo hemos recibido silencios o buenas palabras. Sólo eso. ¿Por qué esa conducta, para nosotros inexplicable, de no querer ni siquiera enterarse con algo más de  profundidad por si fuera verdad?

El complejo mundo de las ONG internacionales, que muchas veces se disfrazan de solidarias pero realmente obedecen a intereses de los grupos de poder a nivel internacional y no a las necesidades reales de nuestros pueblos, yo las considero sistemas modernos de espionajes creados después de la segunda guerra mundial y así saber que piensan y quieren lo países en vías de desarrollo, por eso su silencio cómplice, saben que ellos son financiados para dar paliativos y no verdaderas soluciones.

–    ¿Qué enlace a algún video vuestro sobre este tema del agua podemos poner?

El  documental “Océanos de vida”: http://www.youtube.com/watch?v=iQQkdUGIkvM&feature=plcp

–    También nos ha encantado la coincidencia de objetivos e ilusiones de “La Voz de la Conciencia” con los de nuestra Asociación: ¿en qué y cómo podría establecer alguna alianza estratégica con vosotros nuestra Universidad Libre Tierra y Humanidad que estamos terminando de implementar?

En compartir nuestras experiencias y conocimientos para la formación de nuevos líderes o guías de consciencia, para consolidar un pensum de formación que permita que muchos hombres y mujeres se preparen para hacer evolucionar la democracia hacia los gobiernos de consciencia.

–    ¿Qué mensaje global y de síntesis enviarías a nuestros seguidores?

Que el camino para transformar nuestra realidad comienza por nosotros mismos.

 

LA NUEVA CULTURA INSTRUMENTALIZADA POR LA POLITICA


Estamos viviendo la emergencia de unas formas sedicentes culturales que no dudan en fabricar imágenes distorsionadas de la realidad social. En clara connivencia con determinadas ideologías políticas que las instrumentan, su objetivo es domesticar las masas y arrinconar a la opinión disidente. Para ello se han apoderado de los medios de comunicación. Esa cultura manipulada es antidemocrática en sus contenidos y en sus medios. Blas Lara

Cultura

En su sentido amplio, la palabra cultura recubre un conjunto de interpretaciones del mundo, y sobre todo, de pautas de comportamiento. El hombre necesita de ambas para su vida de todos los días. Para posicionarse, decidir y actuar en un mundo  complicado y azaroso. Si además religión y cultura se funden, la independencia del individuo deviene casi ilusoria y la emancipación personal requiere un esfuerzo titánico, que muy pocos acometen.

En sentido restringido, la cultura de una época son sus modos de lenguaje, su música, su arte, su saber literario. En fin, lo que siempre se ha entendido por cultura “in recto”.

La nueva sociocultura

Digo siempre,  porque ahora  la cultura se ha convertido en un ectoplasma, una “doxa” colectiva, un estado de opinión, una “sensibilidad” como dirían algunos. En la gran paellera de la cultura nueva se ha echado de todo: en primer lugar una buena dosis de relativismo nietzscheano para eliminar el gusto rancio de los valores tradicionales. Relativismo moral pero no negro y nihilista, sino muy aligerado con  la frivolidad, la movida; diversión, más ecoturismo, un bouquet de dogmas políticos, una dosis de candoroso buenismo en política interna y externa,  y los nuevos credos democráticos. Todo ello removido y agitado por algunos medios de comunicación televisivos y radiofónicos.

Lo cultural, en su versión de contrabando, se convierte en político-socio-cultural.
A esta nueva forma de cultura, la llamaré “neocultura” para entendernos. Se venden como cultura, un cine que de ninguna manera refleja nuestra realidad social, la tontería intrascendente de muchos programas de televisión y una banalidad sin límites en el lenguaje, tanto en los medios como en la calle, en subasta permanente para ver quién es el más grosero. Ese será el más gracioso y el más listo. A la altura de los niños de siete años dándoselas de mayores en el patio de la escuela.

Los problemas centrales son otros

Nuestra sociedad española de hoy está aquejada de males graves, muy graves,  como el paro y una crisis endémica de la que vamos a tardar mucho tiempo en salir. Más durablemente nos afligen otras crisis en profundidad que socaban los valores radicales, pilares y fundamento de nuestra vida en común, la familia, los grupos sociales y el Estado.

Ese es el centro de lo que debiera ser el debate social. Pero no se preocupen. Aquí no hay problema. Para curar nuestros males disponemos de una cataplasma universal que es la cultura, en su versión irrisoria de hoy, la neocultura.

LA CULTURA,  PRETEXTO Y TERGIVERSACION
Pan y circo, decían los romanos. Hoy le basta al pueblo con cultura de  circo.  Cultura festiva y carnavalesca, como la de los días del orgullo gay,  versión amable – acomodada al aire del tiempo- de las grandes paradas militares de nazis y fascistas. Sin olvidar el montaje mediático de los multitudinarios fervores en honor de los héroes deportivos. Otro opio del pueblo del que la política hizo uso en otros tiempos hoy denostados. Siempre con la misma idea de descerebrar a las masas.
Los hombres políticos están ahí para inventar sentido a las cosas. Propaganda para comprar adhesiones.
Lo grave es cuando hacen propaganda adulterando la realidad, alisando descaradamente sus perfiles hirientes y dolorosos.  Y vendiendo un slogan: ¡Aquí todo va bien y viva la fiesta, porque podemos pagárnosla!.

En esa labor, los forjadores de las doxas colectivas se han  apoderado del lenguaje a través de la prensa y las televisiones artífices permanentes de la opinión pública. Se falsifica el sentido de las palabras. Es muy significativo el mal uso de la palabra “democracia”, uno de los conceptos-claves en las sociedades occidentales contemporáneas.

Pues bien, ahí tenemos a la obra a los mercenarios de la ideología redefiniendo lo que es democrático y lo que no lo es. Una apropiación vergonzosa. Por dar un ejemplo concreto: hay que ver con qué furor han tachado de antidemocráticos a quienes han querido debatir sobre la oportunidad de las mencionadas gays parades, que aparte de ser objeto de la carcajada universal, debieran ser un serio tema de debate.

La neocultura es una religión

La nueva cultura se reviste de formas religiosas. Tiene su alto y bajo clero, fervientes apóstoles que tergiversan todo,  inventando falsos focos de interés para el pueblo. Pregunto y espero no equivocarme demasiado: ¿Qué interés fundamental tiene hoy para ese pueblo, y menos aún para el 20% de parados, tanto arte contemporáneo, tantos museos de arte moderno, tantos óscares y goyas, tantos polideportivos en las aldeas, el almodovarismo y las penélopes, etc.? Y ese aire de nuevos ricos parvenus que nos ha hecho creer que somos; tan espléndidamente dadivosos con la miserias lejanas, mientras  los pobres se agolpan en nuestra casa, y mientras escondemos al público la propia miseria.

Pero cuidado con disentir y criticar, porque a los que se apartan de la “orto-doxia”, (es decir, en traducción hodierna “lo políticamente correcto”) se les cuelga el sambenito como a los heterodoxos de otros tiempos. Ahí andan siempre alerta, como el brazo armado de lo políticamente correcto, unas escuadras de pseudointelectuales, mercenarios bien remunerados, al servicio de la opinión correcta. Dispuestos a cebarse, con el humor y la irrisión, contra  cualquier oponente a la doxa que manifieste opiniones desviantes.

¿QUIERES EMPLEO? TOMA NEOCULTURA
Eso es política. Ante la tragedia del desmoronamiento del empleo, se ve poca reforma estructural. Todo lo que se ha sabido hacer es crear batallones de agentes de desarrollo, de acompañantes sociales, de empleos ficticios de jóvenes para encuadrar minorías, etc. etc.   Y promover el fútbol que se convierte en preocupación mayor de la población. La euforia ha sido tal tras el triunfo en el Mundial que hasta los viejos vuelven a recuperar su perdido vigor para hacer el amor.  (Emotiva información que ha difundido el Canal Sur de Andalucía). Nota de estilo: digo hacer el amor. ¡Qué cursilería! Hoy se habla más claro, en el lenguaje de la neocultura.
Entre tanto, la desdichada oposición al gobierno no tiene contrapropuesta cultural que ofrecer al pueblo como alternativa, ninguna nueva filosofía para nuevos tiempos. Absolutamente nada de eso que hemos definido como cultura ni en el sentido amplio, ni en el restringido. Es desolador. Son incapaces de ir más allá de unos planes económicos cuya eficacia queda por probar, mientras que lo que hace falta es una auténtica refundación, una “Restauración”. ¿Se acuerdan de la Historia? ¡Pobre e intelectualmente harapienta oposición!

Pero que quede claro: de este auténtico estado terminal de nuestra democracia,  el mayor responsable es el partido en el poder, sea cual sea su sigla. Responsable por haber hecho de la cultura un instrumento de domesticación de las masas. La cultura debiera ser, a través del arte y de la música, de la bella escritura, del hondo pensamiento filosófico, un camino del hombre hacia el centro de sí mismo, para encontrar allí, en intimidad, las razones personales del pensar y del hacer y simplemente de vivir.

No es así. La cultura confiscada por la política se ha convertido en material de consumo. En aras de una globalización despersonalizante y claro está inmisericorde con el disidente.

Concluyo con un silogismo

Si democracia es libertad de pensamiento y de expresión para cada uno,
y si lo contrario de la democracia es el fascismo…

Díganme, ¿la neocultura en manos de la política, no sería puro fascismo?

Blas Lara, Ph Doctor en Lógica Matemática e Inteligencia Artificial. ExCatedrático de Investigación Operativa en la Universidad de Lausanne. Miembro del Consejo Asesor de la Universidad Libre Tierra y Humanidad.

LAS ESTACIONES EN MI JARDÍN

Por: Fernando L. Rodríguez Jiménez

Del jardín que usufructo hasta que el transcurrir del tiempo, de los avatares de la vida o vayamos a saber qué, decidan que ya lo he disfrutado bastante, ese trocito de naturaleza, al que cada día me siento más unido: tierra, rocas, árboles existentes, son suyos, no míos… sólo soy el guardián que lo cuida y estudia. No lo mimo, como la vida no me mima, sólo vivo y trato de ser timonel de mi vida en los mares procelosos de la existencia.

El jardín es mi maestro, a quien respeto y amo, al enseñarme tantas cosas en cada estación. Observo, aprendo y corrijo pequeños males, si puedo y está en mi mano. A cambio recibo más sabiduría, vida, sosiego y mucha belleza.

Al comienzo de la primavera, las hierbas comenzadas a desarrollar por el húmedo otoño e invierno  alfombran el jardín con miles de florecillas de diferentes colores y especies. Cardos dorados y espinosos se coronan con flores rosadas, rojas, amarillas, azules. Otras plantas las dan blancas y de mil colores, hierbas que espigan. Plantas viboreras crecen como guirnaldas de flores moradas y azules. La invasora madreselva perfuma y adorna los troncos resecos de las encinas con sus aromáticas florecillas blanco-amarillentas. Todos los colores del arcoíris se desparraman por el suelo, alfombrándolo, y colorean también matorrales y árboles. Pinos y encinas me hacen estornudar con su lluvia de polen amarillo y volátil.

No maltrato el suelo y ese es mi regalo primaveral. Mariposas de diversas especies y colores, revolotean de flor en flor, acoplándose en un amor efímero, para culminar su misión reproductiva. Abejas y abejorros pululan, mientras las laboriosas avispas construyen su edificio con celdillas de cartón. Las aves crían en los nidos que les he proporcionado. Las rojas ardillas hacen equilibrios, persiguiéndose ingrávidas en las más finas ramas. Espectáculos gratis. No necesito televisión. La música de las aves me acompaña hasta durante las noches, en que ruiseñores, búhos, cárabos, autillos y lechuzas dejan oír sus voces en el concierto nocturno diario.

El verano trae la monocorde música de chicharras y saltones. En las noches el alacrán cebollero interrumpe las estrofas más agudas y entonadas de los negros grillos. Los niños de la posguerra los clasificábamos como reyes o príncipes, teniéndolos cruelmente en pequeñas jaulitas, donde les dábamos lechuga para alimentarlos, y a cambio nos regalaban su música de violines alados. La sequía se apodera de la tierra. La belleza polícroma se torna monocroma, amarilla de muerte ictérica. Inti o Ra se apodera del cielo, hace valer su ego agostador, imponiendo su respeto. Las aves jóvenes salen de sus nidos, comienzan la escuela de la vida, proporcionándole insectos y semillas que han nacido y madurado en este periodo. La cosecha y la muerte amarilla del suelo precede a la muerte dorada de los árboles. Las aves de oro se van pronto.

Llega el otoño. Fresco en el rostro.  Agua del cielo vivifica las plantas muertas. Los colores amarillos y dorados se intercalan con el verde permanente de encinas, olivos, enebros y pinos en los vuelos de los árboles, contrastando con los dorados de olmos, chopos y plátanos. El suelo alfombrado de pajas y hojas doradas se alterna con el verde naciente de la hierba. Nubes y claros enmarcan el azul del cielo. En los ocasos el sol mortecino tiene su apoteosis diaria. La tierra me regala setas y espárragos, gratis y sabrosos. Mis ojos se llenan de belleza. Veo pasar las grullas, saludándome con sus trompeteos, mientras las golondrinas se dan cita en los cables de la luz y el teléfono.

El invierno trae frío, descanso de la vida y muerte. Cuando nieva todo está monocromo, blanco, tapados todos los colores por el albo manto. Las huellas de conejos, gatos, urracas y otras aves son la impronta que marca lo impoluto.

La vida es como las estaciones, la nostalgia de la pasada supone el tiempo que vamos dejando preñado de cadáveres reales de nuestra gente muerta. Los pellizcos de ternura se diluyen, nuestras emociones van envejeciéndonos, nos hacemos más sabios, aunque nadie desea oírnos. Aprendí para mi mejoría personal, poco o nada sirve a los demás. El ciclo de la vida continúa, como las estaciones de mi jardín.

Que la sabiduría os acompañe y la sensibilidad no os abandone.

Artículo publicado por Vicenç Navarro

Cuando el Gobierno Zapatero afirmaba que tenía que llevar a cabo las políticas de reducción de derechos laborales (como debilitar los convenios colectivos) y sociales (como alargar la edad de jubilación, congelar las pensiones o recortar el gasto público social) como consecuencia de la presión de los mercados financieros, estaba, en realidad, intentando externalizar la responsabilidad de desarrollar unas políticas altamente impopulares. Algo semejante ocurrirá ahora con el Gobierno Rajoy. En ambos casos, los ejecutivos nos dicen que no son ellos sino los de fuera, es decir, los mercados, los que mandan mientras que los gobiernos no tienen otra alternativa que desarrollar tales políticas.

Con la ayuda de los mayores medios de información y persuasión del país, los gobiernos intentan presentar tales políticas como determinadas por fuerzas exteriores sobre las cuales tienen poquísima capacidad de influencia. El gran argumento, que justifica tales políticas, es que son necesarias para “dar confianza a tales agentes externos: los mercados financieros”. En otras palabras, hay que reducir el déficit y la deuda pública, y hay que reducir los salarios y debilitar a los sindicatos a fin de calmar a los mercados para que estos presten su dinero al Estado español, permitiéndole con ello poder pagar sus gastos. El problema con este esquema político-intelectual es que cada uno de los postulados sobre los que se basa es erróneo, es decir, los datos empíricos no lo sustentan. Veámoslos.

En primer lugar, no son los mercados financieros, sino principalmente los bancos, las compañías de seguros y los fondos especulativos españoles (el eje de lo que se llamaba antes la burguesía financiera, término abandonado en el lenguaje político-mediático actual por considerarlo “anticuado”) los que poseen casi la mitad de la deuda pública española. La mayoría de la otra mitad la poseen bancos, compañías de seguros y fondos especulativos europeos, gran número de ellos relacionados con los mismos fondos españoles. Sólo una mínima parte la poseen entidades financieras extranjeras (es decir, de fuera de la Unión Europea).

Los “mercados financieros” son, pues, básicamente nuestras instituciones financieras (españolas y europeas). Utilizo el término “nuestras” para indicar su identificación político territorial, pues de nuestros –en el sentido de posesión por parte de la mayoría de la población– tienen poco. Están controlados por un número pequeñísimo de personas (los gerentes, gobernadores y accionistas), menos del 0,1% de la población, que se benefician enormemente de que el Estado español tenga que pagar hasta un 7% de interés para conseguir dinero prestado de los bancos a los cuales el Estado debe pagar, dinero que procede de los recortes de gasto público en pensiones, sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios domiciliarios a las personas con dependencia, entre otros. Las clases populares de España, que son las más afectadas por estos recortes, tienen que apretarse el cinturón para que el Estado pueda pagar a nuestra burguesía financiera, a la cual, por cierto, nuestro Estado ha ido reduciendo sus impuestos y ayudándola, prestándoles millones y millones de euros para que no colapsaran el sistema financiero como resultado de sus prácticas especulativas (y muy en particular en el sector inmobiliario) al estallar la burbuja del ladrillo que ellos crearon.

Pero, por si no fuera poco, tal burguesía financiera, tanto española como europea, ha recibido una enorme cantidad de dinero del Banco Central Europeo (BCE), que es una institución pública (sus dirigentes son nombrados por los estados de la Eurozona, incluido el Gobierno español), que está en la práctica controlado por nuestras (españolas y europeas) instituciones financieras. El BCE imprime millones y millones de euros y los da (bueno, dar, dar, es un decir, aunque los intereses son ridículamente bajos) a los bancos, los cuales, con este dinero, especulan y compran deuda pública a unos intereses desorbitados.

El segundo supuesto erróneo es asumir que no hay otra alternativa a la dependencia que los estados tienen de la banca privada. Ello no es cierto. El Estado puede generar recursos a base de, por ejemplo, incrementar, en lugar de bajar, los impuestos a la banca, a las rentas del capital y a las rentas superiores. Y el BCE, en lugar de dar dinero a la banca, se lo podría dar a los estados para comprar su deuda pública a los mismos intereses que se los da a la banca. Pero no lo hace, con lo cual el Estado tiene que pedir prestado a la banca. Un círculo virtuoso para la banca y desastroso para los estados. Pero las cosas han empeorado todavía más porque cuando por fin el BCE ha comenzado a enviar dinero a los estados comprando su deuda pública, el BCE (que es el lobby de la banca) ha impuesto unas condiciones draconianas, que se resumen en un ataque frontal a las clases populares y a su Estado del bienestar.

No son, pues, los mercados financieros, sino nuestra burguesía financiera, aliada con la burguesía financiera europea, quien está controlando nuestras instituciones públicas, las mismas que nos dicen que no hay alternativas. Y para el máximo abuso, nuestros representantes políticos en su última reunión en Bruselas, quieren ahora asegurar a los bancos (para darles, incluso, más confianza) que estos nunca, repito, nunca, perderán dinero. Es decir, que los estados les deberán pagar siempre el dinero que supuestamente les deben. Y todo ello se presenta con el argumento de que no hay alternativas.

Pero sí que hay alternativas. Los estados pueden controlar a los bancos, en lugar de ser al revés, estableciendo, por ejemplo, bancos públicos. Y pueden cambiar al BCE poniéndolo al servicio de la población y de la economía productiva, y no al servicio de la banca. Que no lo hagan se debe, no al poder de los mercados, sino a la excesiva influencia política y mediática de nuestras burguesías financieras.

Vicenç Navarro
Catedrático de Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra

Público 22-12-2011

Nuestro agradecimiento a D. Germán Valcárcel-Resalt quien con fecha 29 Dic 2011 nos envió este artículo.

ALGUNOS EJEMPLOS DE RELACIONES INTERESPECIES

Como continuación del artículo de Maria Simona sobre Relaciones Interespecies os ponemos algunos ejemplos de cómo hay una auténtica comunicación entre el hombre con animales superiores y los animales entre sí.  Uno de ellos es un video que muestra cómo Kevin Richardson se comunica jugando con un tigre y un león adultos y éstos dos felinos entre sí.  El otro ejemplo es una colección de fotografías donde podeis ver distintos animales mostrando su sentido maternal y de amistad con otras especies.

Espero que paséis un buen rato.

 

Una secuencia de escenas de amor a primera vista entre un gatito y un periquito

A %d blogueros les gusta esto: